Guía de viajes a Italia

Ciudad del Vaticano qué visitar

6 Julio, 2010

Tal vez usted sea una de esas personas que ha decidido viajar a Roma para ver la Ciudad del Vaticano. Ni siquiera ha tenido que estar motivado su viaje por cuestiones religiosas, aunque en ocasiones se intenta unir en un mismo desplazamiento la visita cultural y la espiritual. Sea como sea, lo cierto es que la Ciudad del Vaticano tienen tanto que ofrecer que si su viaje dura pocos días seguro que en ningún momento tendrá por qué plantearse salir de este pequeño Estado para tener algo más que ver.
Por lo menos para ver todo lo que un turista suele visitar en este lugar puede distribuir sus rutas a lo largo de 2 días, aunque lo más cómodo, agradable y agradecido para los sentidos es plantear un viaje de 4 días a Ciudad del Vaticano. A continuación comprenderá por qué.

Primer día:
El recibimiento a Roma se lo da su aeropuerto pero cuando verdaderamente usted va a respirar tranquilo es cuando llegue al hotel. Será entonces, después de dejar las maletas, tomar una ducha y cambiarse de ropa, cuando estará dispuesto a salir al encuentro de esta bella ciudad.
En la elección del hotel, ya lo hemos comentado en varias ocasiones, es mejor no fallar y con esto quiero decirle que no sólo sería bueno encontrar un hotel de calidad aceptable sino que en estancias cortas, y en este caso estamos planteando una visita de 2 días, es mejor tener el hotel cerca de la zona por la que usted se va a mover.

Las impresionantes estatuas que rodean la Plaza de San Pedro

Hay muchos hoteles cerca de Ciudad del Vaticano y muchos más hoteles en Roma, y seguramente alguno de ellos se ajustará por precio y calidad a lo que usted desea, pero intente que ese hotel no se encuentre a las afueras de Roma porque si cada día tiene que emplear dos horas (ida y vuelta) en el desplazamiento terminará sumando 4 horas a lo largo de los 2 días que sin ser demasiado tiempo tampoco puede compararse con recorrer a pie 500 metros.
Cada uno de los 4 días debería de desayunar, almorzar y cenar cerca de Ciudad del Vaticano, así que aquí tiene algunas referencias sobre dónde comer en Ciudad del Vaticano  (y más en concreto en sus alrededores). También tiene la opción más económica e inmediata del bocadillo en la mochila. No es mala opción y desde luego es muy socorrida.
En este primer día va a ver la Plaza de San Pedro y la Basílica de San Pedro.

Vistas de la Plaza de San Pedro y parte de Roma desde la Basílica de San Pedro.

 En el interior de la Basílica usted se podrá mover con libertad y dedicarle tiempo a lo que más le atraiga pero le recomiendo especialmente, para que no deje nada de esto olvidado:
– En el altar mayor se encuentra el baldaquino de Bernini construido en bronce. Las columnas salomónicas tienen 14 metros de altura.
– La Pietá de Miguel Ángel que sufrió en 1972 un ataque de un perturbado y desde entonces se encuentra protegida tras un cristal blindado.
– La estatua de San Pedro, realizada en bronce, que se encuentra a la derecha del altar.
– Las Grutas Vaticanas donde se encuentran enterrados muchos Papas.
– La cúpula de la Basílica de San Pedro es una verdadera maravilla. Por si no lo sabía puede subir y ver la Basílica desde las alturas, y no sólo el interior sino que también tendrá unas estupendas vistas de Roma. Ahora bien las escaleras tan estrechas y empinadas no son recomendables para todo el mundo.

Cúpula de la Basílica de San Pedro

El final de la tarde del primer día lo puede dedicar a ver el Castillo de Sant’Angelo que se encuentra muy próximo a la Ciudad del Vaticano.

Segundo día:
Va a repartir su tiempo entre los Museos Vaticanos y la Capilla Sixtina.
Un día para ver todo lo que pueden ofrecerle los museos es realmente muy poco tiempo. Se dará cuenta de que hay mucho que ver y que sin más remedio le va a faltar tiempo, pero también es posible que se dé cuenta de que no todo lo que allí hay le va a interesar, o por lo menos no como para plantearse pasar varios días más viendo los museos.

Laoconte que se encuentra en el Museo Pio-Clementino. En la base aparece un círculo rojo con el número de la guía audiodescrita.

Con más razón que en otras ocasiones con los Museos Vaticanos va a tener que ser muy selectivo pues la colección de esculturas, pinturas, objetos artísticos,… es enorme.
Le voy a dar un enlace al sitio oficial de los Museos Vaticanos, ahí va a encontrar toda la información que necesita sobre horarios, compra de entradas, normas para la visita,… además tiene mapas interactivos sobre el contenido de los diferentes museos y salas. Se dará cuenta de que lo mejor es preparar bien esa visita y plantearse una ruta a través de lo que más le interese.

Seguramente disfrutará de su viaje, tal vez de un fin de semana, y seguramente se planteará volver a Roma en sus próximas vacaciones.

Ciudad del Vaticano |

Publique su comentario

Usted debe de registrarse para escribir un comentario.

Páginas

Categorías

Alojamiento en Italia

Qué ver en Italia