Guía de viajes a Italia

El Coliseo romano

3 June, 2008

El nombre de Coliseo se debe a una estatua de Nerón que se encontraba junto al edificio. Esa estatua realizada en bronce tenía una altura aproximada de 30 metros y era conocida como el Coloso de Nerón. Por fortuna el destino del Coliseo fue algo mejor que el que tuvo la estatua que una vez muerto Nerón fue decapitada cambiándole la cabeza del emperador por otra que representaba al Sol, algunos siglos más tarde se pierden todas las referencias y deseparece, probablemente destinada a la fabricación de piezas con proporciones más razonables.

El Coliseo como tal comenzó a construirse durante el mandato de Vespasiano y prácticamente lo terminó su hijo Tito aunque a lo largo de los años el edificio fue modificado, por ejemplo añadiendo varios túneles subterraneos en el conocido como hipogeo.
Durante unos cinco siglos el Coliseo fue utilizado para las luchas de gladiadores, peleas con animales o espectáculos.
Probablemente debido a su uso festivo y por su localización en la zona más exterior del Foro romano, en su zona este, el Coliseo sufrió más que otros edificios el uso bárbaro de los habitantes de Roma. Sólo fue necesario que varios de sus muros cayesen debido a varios terremotos para que los romanos, ya muy lejos del esplendor del Imperio Romano, terminasen la obra de derrumbe reutilizando sus piedras para la construcción de otros edificios que se suponían más dignos de tales materiales. Así un edificio que tenía un aforo de 50.000 personas, con una altitud cercana a los 50 metros, llegó a un estado ruinoso a comienzos del siglo XIX. Si no hubiese sido porque durante ese siglo comenzaron a realizarse obras de restauración gran parte del edificio se habría venido abajo.
Es bien cierto sin embargo que el edifico hoy día es sólo el armazón de lo que fue y que parte de su estructura ya no existe puesto que se destinó a la construcción de otras viviendas en Roma. A pesar de todo el Coliseo sigue siendo el edifico más impresionante de Roma, tanto por su hermosa construcción como por la historia que se desarrolló en la arena que tantos días se llenó de sangre.
En memoria de todos los que murieron en el Coliseo, entre ellos gladiadores que no fueron indultados, se ilumina el edificio durante dos días cada vez que un condenado, en cualquier parte del mundo, logra salvarse de la pena de muerte.

Roma |

Publique su comentario

Usted debe de registrarse para escribir un comentario.

Páginas

Categorías

Alojamiento en Italia

Qué ver en Italia