Guía de viajes a Italia

Circuitos en Roma

26 junio, 2008

Hay dos factores decisivos para apuntarse a circuitos organizados por empresas de turismo en la ciudad de Roma: la falta de tiempo de cualquier turista y la falta de conocimientos sobre lo que es más interesante ver en Roma.
El turista aventurero que, con guía en mano, se decide a recorrer kilómetros cada día en busca de las recomendaciones de esa publicación, por lo general tiene mucho más tiempo disponible que el turista que llega a Roma con tres o cuatro días para ver todo lo que la ciudad le puede ofrecer.
Circuitos en Roma
Cuando ese viaje ya parte de España con la planificación de alguna agencia de viajes entonces es muy probable que incluya los servicios de algún guía turístico, y muy probable también es que le ofrecerán las llamadas “opcionales” que son visitas o circuitos adicionales a su plan de viaje. Usted tiene la opción de disponer a su gusto de su tiempo libre o bien apuntarse a esas visitas que siempre suelen contar con algún guía local.

Sin embargo cuando es usted quien organiza sus viajes tiene que buscar también esas empresas que le ofrezcan circuitos turísticos. En la ciudad de Roma tiene numerosas posibilidades dependiendo del tipo de transporte que prefiera utilizar:
– Los circuitos a pie son los más económicos y suelen centrarse en una zona no demasiado extensa. When in Rome Tours le ofrece recorridos por el Vaticano, el Coliseo y la Ciudad Antigua, paseos nocturnos, tours del vino en los Castelli de Roma, Enjoy Rome le ofrece circuitos por la Ciudad del Vaticano, visita a las catacumbas, una visita nocturna por la Roma clásica recorriendo la Fontana de Trevi, la Plaza Navona, el Coliseo, o un circuito llamado la Roma Judía y el Trastevere. Context ofrece interesantes circuitos centrados en la arqueología, la cocina romana, el arte o la religión.
– Los circuitos en bicicleta suelen ser más interesantes si se desea recorrer distancias medias y tener una visión general de la ciudad. Hay empresas, como bici & baci o eco move rent, que le alquilan una bicicleta, una scooter o motos de más cilindrada para que usted se organice sus rutas. Otras empresas como Top Bike Rental además de alquilarle una bicicleta le puede llevar por los lugares más interesantes de Roma.
– Los circuitos en autobús suelen ofrecer la comodidad de no tener que pedalear ni tampoco ha de recorrer largas distancias a pie. Trambus Open le ofrece con su Archeobus una ruta muy completa por Roma que le llevará por Plaza de Venecia, Coliseo, Termas de Caracalla, Catacumbas de San Callisto, Valle della Cafarella, la boca de la verdad (¿recuerda la famosa escena de la película vacaciones en Roma con Audrey Hepburn y Gregory Peck?), etc.

Roma |

Viajar en tren por Italia

25 junio, 2008

A mi juicio el tren es el mejor medio de transporte que existe. Reconozco sin embargo que esos autobuses volantes que son los aviones llegan a su destino como mucha rapidez y que desde la aparición de las aerolíneas de bajo coste desplazarse a largas distancias resulta muy económico. Casi todo son ventajas en la oferta de viajes de los aviones, o casi todo son desventajas para los que no llegamos a superar esa sensación de estar en el lugar equivocado cuando nos vemos en un avión.
De todas formas al margen de sensaciones poco agradables de los viajes en avión, los trenes ofrecen comodidad, rapidez, puntualidad y un disfrute del paisaje y del propio viaje que resulta un punto añadido en su atractivo.
Trenes en Italia
El precio no se puede negar que puede ser una desventaja notable para quien plantea un viaje económico pero evitar el malrato del viaje en avión no tiene precio.
Los trenes que circulan por las vías italianas se dividen en dos grandes grupos: los regionales y los interregionales.
Italia también cuenta con trenes rápidos como los Itercity o los Eurostar Italia.
Considere que a mayor rapidez, o a menos horas de viaje, más caro será el viaje. Los trenes de alta velocidad sin embargo no circulan por toda Italia y de hecho el número de vías en funcionamiento en la actualidad es más bien reducido. Por ejemplo podrá viajar en alta velocidad entre Florencia, Roma y Nápoles, o entre Turín y Milán, o en la corta distancia de Venecia a Padua.
En breve entrarán en funcionamiento nuevas vías que harán posible ir desde Turín hasta Nápoles, pasando por Bolonia, en trenes de alta velocidad y que unirán a su vez Nápoles con Bari.
Los precios de los billetes de tren son similares a los que encontrará en España. Por ejemplo un viaje entre Roma y Milán en un tren Eurostar le podrá costar en segunda clase poco más de 50 euros, en primera clase le costará en torno a 80 euros.
Tenga en cuenta a la hora de comprar sus billetes que puede elegir entre primera y segunda clase, y que además puede tener opciones a descuentos si dispone de alguna de las tarjetas que se emiten con ese fin.
Para un turista ocasional que sólo visitará Italia una vez en todo el año durante unos pocos días no interesa comprar ninguna de estar tarjetas, en cualquier caso si está interesado pregunte por las que están disponibles, en ocasiones pensadas sólo para turistas, en cualquier estación de tren.
Los billetes los puede comprar también a través del sitio web oficial de los trenes italianos: Ferrovie dello Stato. Es el sitio ideal para consultar horarios, recorridos, tipos de trenes y precios.

Italia |

Apartamentos para alquilar en Roma

24 junio, 2008

¿A quién no le apetecería pasar dos semanas en Roma?
Probablemente a todos los que están interesados en visitar Italia la idea les parezca atractiva. Roma es una ciudad preciosa que garantiza dos semanas sin descanso. Ya no digamos si usted es amante de la historia porque en ese caso un viaje con una duración inferior a dos semanas sólo podrá incrementar sus niveles de frustración.
Apartamentos en Roma
Está claro por lo tanto que pasar 14 días en Roma orienta a unas vacaciones inolvidables que pueden ser fácilmente del gusto de cualquiera. Sin embargo de poco sirve imaginar si lo planteado se escapa de nuestras posibilidades.
Dos semanas seguramente si que las podemos tener disponibles pero de dónde sacamos el dinero para pasar aceptablemente todos esos días. Roma no es una ciudad barata y dos semanas están formadas por muchos almuerzos, cenas, desplazamientos,…
Alojarse en un hotel en Roma puede ser lo más cómodo, en especial si puede permitirse el lujo de seleccionar los de mayor categoría. Los precios no es que sean tan elevados ya que conforme nos alejamos del centro, y en especial si seleccionamos el hotel en las afueras de Roma, los precios van menguando.
Sin embargo seleccionar un hotel para alojarse en las vacaciones supone aceptar un gasto añadido a diario en todas las comidas que puede conducir a estrecheces económicas no deseables. Comer en Roma para un turista que no está dispuesto a comprar bocadillos o alimentarse a base de hamburguesas puede suponer un gasto durante dos semanas de unos 500 a 800 euros, si es que suponemos que ha seleccionado los restaurantes donde puede comer el menú del día por unos 15 euros y no es un sibarita aficionado a los capuccinos ni a la comida que sólo en restaurantes caros podrá encontrar.
Un hotel de tres estrellas (incluso de cuatro) no demasiado lejano del centro de Roma en el que se reserve habitación durante catorce días para dos personas puede costar en torno a los 1000 euros. Si a esto le sumamos los gastos en la alimentación, suponiendo que se recurra a las opciones más económicas, tendríamos un gasto total en alojamiento y alimentación de 2000 euros si optamos por pasar esos catorce días en un hotel de Roma.

Sin embargo si en lugar de decidirnos por un hotel alquilamos un apartamento en Roma, lo que en principio puede parecer caro nos va a resultar más económico.
En Roma encontrará apartamentos de todas las calidades, precios y ubicaciones. Es bien cierto que hay apartamentos caros (por unos 200 euros al día) sin que su calidad pueda explicar esos elevados precios aunque su localización sea de las mejores. Lo ideal sin embargo es encontrar un apartamento para dos personas (si viaja acompañado) que no le cueste más 90 euros al día. Esto le supondría un gasto durante los 14 días de vacaciones de 1260 euros.
Consideremos ahora que ese apartamento tiene cocina y usted va a preparar tanto el desayuno como el almuerzo y la cena. Si comienza a sentir pereza por cocinar o cree que no le va a resultar interesante volver al apartamento para comer, mejor que no lo alquile porque al final el ahorro será inexistente. Sin embargo si ha decidio comprar comida en un supermercado y cocinar el gasto total para dos personas puede rondar los 450 euros.
Esto quiere decir que el gasto total incluyendo alojamiento en un apartamento y alimentación durante 14 días será de 1710 euros.

Antes de emprender viaje a Roma es aconsejable reservar el apartamento, en especial si usted viaja en temporada alta. Gracias a Internet hoy día resulta muy fácil localizar apartamentos y de esta manera iniciar el viaje con mayor tranquilidad que si usted tuviese que comenzar a buscar alojamiento nada más llegar a Roma.
Algunas personas sin embargo desconfian de las ofertas presentadas a través de Internet y puede que tengan razón en sus dudas, por esto mismo antes de contratar un apartamento en Roma a través de Internet considere las siguientes recomendaciones:
– Localice en aplicaciones como Google Earth o Virtual Earth (de Microsoft) el apartamento que desea alquilar. Tenga en cuenta la distancia que separa ese apartamento de la zona que usted más visitará (probablemente la zona del Vaticano, el Foro romano, y en general el centro de Roma) y recorra toda la zona más cercana para ver cómo es el lugar donde se encuentra el apartamento.
– El precio medio de un apartamento sin demasiados lujos para dos personas con cocina y situado no muy lejos del centro puede costar entre 400 y 800 euros por semana. Evidentemente estos precios puede variar, casi siempre para incrementarse, pero no pague mucho más salvo que su apartamento tenga sábanas de seda.
– Siempre que localice un apartamento interesante busque opiniones en Internet. ¿Cómo tiene que hacerlo? Escriba en un buscador el nombre del apartamento o de la empresa que los alquila. Busque siempre el máximo de referencias posibles para evitar sorpresas desagradables. Las opiniones de otras personas que ya visitaron ese apartamento o que tuvieron relación comercial con la empresa que los alquilaba le puede ser de una ayuda inestimable.
– Tenga en cuenta que si tiene que hacer el pago por adelantado utilizando tarjeta de crédito se utilice un servidor seguro y esté gestionado por alguna entidada encargada de este tipo de servicios como Paypal o algún banco. Si se utiliza un servidor seguro para enviar el número de tarjeta pero al final es la empresa de los apartamentos quien gestiona el cobro y los temas de seguridad estará confiando más de lo que debería. Puede que esa empresa sea de una confianza total pero nadie le asegura que alguno de sus empleados no lo sea.

Roma |

Dónde comer en Pompeya, sus restaurantes

22 junio, 2008

Los viajes que se suelen planear a Pompeya parten muchas veces de Roma o de Nápoles, todo depende de la ruta que estemos haciendo en Italia. De una u otra manera quien decide viajar a Pompeya se ve obligado a dedicarle un día completo y no es que esto sea algo no deseable sino que sin más remedio en desplazamientos que se hacen en tren sumado a todo lo que hay que ver en esta ciudad se consumen todas las horas de un día sin que quede mucho tiempo para otros planes.
Dónde comer en Pompeya
Si usted es un turista de los que economizan al máximo entonces las latas de atún y el pan no le faltarán en su mochila, junto con las botellas de agua.  En este caso usted no va necesitar información sobre los lugares donde podrá comer porque para usted cualquier sitio será bueno.
Sin embargo no todos los turistas desean cargar con la comida o no desean pasar un viaje a base de bocadillos. Para ellos no queda más remedio que planificar la visita teniendo en cuenta el almuerzo y la cena.

Una buena opción para el viaje a Pompeya es llevar algún tentempie en la mochila y luego comer en el restaurante que funciona como autoservicio que se encuentra dentro de la zona de ruinas. Este autoservicio no es demasiado caro y nos permite descansar en mitad de nuestra visita.

Si prefiere conocer la cocina de calidad de Pompeya entonces tendrá que ir a la zona de la ciudad actual. En la plaza Schettini encontrará el restaurante President. Si decide alojarse en Pompeya o en los alrededores puede interesarle apuntarse a unas visitas gastronómicas nocturnas a las ruinas que organiza este restaurante.

En la plaza de Bartolo Longo, donde se encuentra el Santuario de Pompeya, tiene el restaurante Il Principe, elegante y con precios medios. Este restaurante también se ha apuntado a la organización de banquetes ambientados en la antigua Pompeya que se ambientan con actores disfrazados y peleas de gladiadores.

No muy lejos de los anteriores restaurante se encuentra, en el número 8 de la Via Colle San Bartolomeo, el restaurante dei Platani. Es un local modesto, de estilo clásico, donde podrá degustar numerosos platos de pasta.

El restaurante Il Posticino se encuentra en el perímetro de la zona de las ruinas de Pompeya con lo cual es uno de los más frecuentados por turistas que tienen prisa y no desean dedicarle mucho tiempo a los placeres de las delicias pompeyanas. Los menús suelen tener un precio económico ya que se puede almorzar por unos 15 euros. Ofrecen platos de la cocina regional, con variedad de pescado y pasta.

Pompeya |

Excursiones desde Venecia

11 junio, 2008

Si está planeando viajar a Venecia le recomendaría que no hiciese sólo un viaje de un fin de semana, intente por lo menos tener cuatro o cinco días disponibles. La idea es no sólo ver Venecia, a la que podemos dedicarle dos días (sobra decir que son pocos para esta hermosa ciudad), sino recorrer además varias ciudades cercanas en una ruta que suele quedar olvidada probablemente porque Venecia acapara todo el interés del turista y también porque cuando se visita Italia en una ruta guiada Venecia es un punto de ida y vuelta casi siempre desde Milán o Bolonia.

Conozcamos en esta ocasión el Véneto y descubramos todas esas maravillas que suelen quedar olvidadas. Aunque son muchas más de las que mencionaremos, las ciudades que podrá visitar en dos o tres días forzosamente tendrán que ser pocas salvo que usted sólo tenga interés en poder decir que visitó tal o cual ciudad de la que tendrá la correspondiente fotografía. Este tipo de viajes no tienen sentido, son sólo un invento moderno propio de la estupidez de nuestra época en la que nos vemos necesitados de no perder la corriente de todo aquello que se supone una demostración de que estamos realmente vivimos y no enmohecidos. Sin embargo ese tipo de viajes no merecen la pena, sólo le traerán cansancio y aturdimiento. Una mañana se despertará sin saber si está en Venecia, en Nápoles o ya por fin llegó a su casa y dejó atrás Italia.
En una ruta de tres días por el Véneto vamos a seleccionar las ciudades de:
Padua es una ciudad situada al oeste de Venecia a unos 40 kilómetros. Uno de los mayores atractivos de esta ciudad se encuentra en la Cappella degli Scrovegni con unos magníficos frescos que decoran la capilla pintados por Giotto. Otro atractivo de esta ciudad de más de 200.000 habitantes se lo ofrece el río Brenta que pasa por Padua y que podrá surcarlo en alguna de las embarcaciones que le proponen una ruta turística en la que podrá ver las numerosas villas que se construyeron en sus orillas por familias venecianas y que servían como residencias de verano.
– Al sur de Padua se encuentran los Montes Euganeos y allí en mitad de un interesante entorno de viñedos, castillos y pequeños pueblos podrá ampliar los placeres de su excursión con los servicios de dos balnearios que se encuentran en Abano Terme y en Montegrotto Terme. En el entorno de ambas ciudades podrá encontrar decenas de hoteles con servicios termales.
– Podemos visitar también Vicenza que se encuentra aproximadamente a una hora en tren desde Venecia. La ciudad como tantas otras de Italia le sorprenderá por sus numerosos Palacios y sus colecciones de arte. Es en ciudades pequeñas como Vicenza, tiene unos 100.000 habitantes, donde se dará cuenta de que Italia es un país en el que el arte es una forma de entender la vida que ha conseguido hacer más cercano y humano el mundo. En la visita a Vicenza podemos ver la imponenete Basílica Palladiana, el Teatro Olímpico, la Basílica del Monte Berico, el Palacio Porto Breganze,…
– Por último, en esta excursión por el Véneto, nos podemos acercar a Verona que ya le sonará su nombre por la romántica y trágica historia de Romeo y Julieta. Aunque estos personajes nacieron en la mente de Shakespeare se le ha dedicado en la ciudad de Verona una casa donde la imaginación puede situar el lugar donde vivió Julieta. Tal vez sean demasiadas concesiones para captar turistas pero la realidad es que la Casa de Giulietta es muy visitada. Por su puesto que allí encontrará el famoso balcón donde se deshacía de amor Julieta. En esa casa encontrará también una estatua en bronce de Julieta, si se fija bien se dará cuenta de que toda la estatua está en general bastante oscurecida salvo su pecho derecho. Esto se debe a que según una tradición trae buena suerte tocar ese pecho para poder encontrar el amor.
En Verona también le resultará interesante visitar el anfiteatro de la Arena de Verona, Castelvecchio o la Plaza del Signori.
El anterior recorrido desde Venecia hasta Verona es ideal si usted va en dirección a Milán. En su camino le esperan otras dos grandes ciudades: Brescia y Bérgamo.

Venecia |

El Coliseo romano

3 junio, 2008

El nombre de Coliseo se debe a una estatua de Nerón que se encontraba junto al edificio. Esa estatua realizada en bronce tenía una altura aproximada de 30 metros y era conocida como el Coloso de Nerón. Por fortuna el destino del Coliseo fue algo mejor que el que tuvo la estatua que una vez muerto Nerón fue decapitada cambiándole la cabeza del emperador por otra que representaba al Sol, algunos siglos más tarde se pierden todas las referencias y deseparece, probablemente destinada a la fabricación de piezas con proporciones más razonables.

El Coliseo como tal comenzó a construirse durante el mandato de Vespasiano y prácticamente lo terminó su hijo Tito aunque a lo largo de los años el edificio fue modificado, por ejemplo añadiendo varios túneles subterraneos en el conocido como hipogeo.
Durante unos cinco siglos el Coliseo fue utilizado para las luchas de gladiadores, peleas con animales o espectáculos.
Probablemente debido a su uso festivo y por su localización en la zona más exterior del Foro romano, en su zona este, el Coliseo sufrió más que otros edificios el uso bárbaro de los habitantes de Roma. Sólo fue necesario que varios de sus muros cayesen debido a varios terremotos para que los romanos, ya muy lejos del esplendor del Imperio Romano, terminasen la obra de derrumbe reutilizando sus piedras para la construcción de otros edificios que se suponían más dignos de tales materiales. Así un edificio que tenía un aforo de 50.000 personas, con una altitud cercana a los 50 metros, llegó a un estado ruinoso a comienzos del siglo XIX. Si no hubiese sido porque durante ese siglo comenzaron a realizarse obras de restauración gran parte del edificio se habría venido abajo.
Es bien cierto sin embargo que el edifico hoy día es sólo el armazón de lo que fue y que parte de su estructura ya no existe puesto que se destinó a la construcción de otras viviendas en Roma. A pesar de todo el Coliseo sigue siendo el edifico más impresionante de Roma, tanto por su hermosa construcción como por la historia que se desarrolló en la arena que tantos días se llenó de sangre.
En memoria de todos los que murieron en el Coliseo, entre ellos gladiadores que no fueron indultados, se ilumina el edificio durante dos días cada vez que un condenado, en cualquier parte del mundo, logra salvarse de la pena de muerte.

Roma |

Viajar a Bolonia – II (Bologna)

23 mayo, 2008

Iniciamos estos artículos dedicados a la ciudad de Bolonia con algunas recomendaciones sobre lo que puede ver en su rico patrimonio monumental. Vamos a seguir ahora con información práctica que le puede ser de utilidad en la planificación de su viaje.

Comencemos con el medio de transporte para llegar hasta Bolonia. Si viaja desde cualquier ciudad europea entonces lo más probable es que se decida a utilizar el avión, esa especie de autobús que se levanta a demasiada distancia del suelo. El aeropuerto que utiliza la ciudad se encuentra a seis kilómetros al norte, es el aeropuerto Guglielmo Marconi. Muchas líneas aereas de bajo coste le facilitarán billetes de avión hasta Bolonia a un precio muy asequible. Desde el aeropuerto la manera más económica de trasladarse al centro de la ciudad es utilizar la línea de autobuses disponible, lo mismo se puede decir si usted se marcha de Bolonia y quiere ir hasta el aeropuerto.
Puede también que usted no sea amante de las alturas y prefiera viajar más cerca del suelo. El tren es un medio ideal ya que Bolonia se encuentra de camino entre el norte y el sur con lo cual encontrará muchos trenes que le llevarán hasta RomaVenecia o Milán, como a cualquier otra ciudad italiana. Llegar hasta Bolonia desde esas ciudades es igual de sencillo.
Una última recomendación es que al llegar a Bolonia, si usted es un turistas amante de los museos, se dirija hasta una oficina de turismo para comprar el carné Bologna dei Musei, que le permitirá entrar a los principales museos de la ciudad.
Si mira la foto que acompaña al artículo podrá comprender por qué a Bolonia la llaman la Bolonia la roja.

Bolonia |

Viajar en avión a Milán

14 mayo, 2008

Es bien sencillo viajar en avión hasta la ciudad de Milán, sólo hay que comprar el billete de avión en cualquiera de las compañías que ofrecen este servicio y poco más hay que hacer, bueno si, pasar el maltrago que supone montarse en uno de esos autobuses volantes (esto para los que consideramos que eso de volar debió de permanecer como privilegio exclusivo de las aves).
Billetes de avión para Milán
Hoy día con las aerolíneas económicas viajar desde España a Milán resulta mucho más barato que hace años, el problema aparece cuando hay que elegir un hotel en Milán y en especial si es una fecha en la que se está celebrando alguna feria internacional.
Además tiene que considerar también que el avión no le va a dejar en el centro de Milán, o en la puerta de su hotel, así que usted tendrán que ingeniárselas para llegar hasta el soñado cuarto de baño de su habitación que suele ser el lugar más deseado junto con la cama, para un turista que no termina nunca de llegar a su destino.
Actualmente hay 3 aeropuertos que reciben el tráfico de pasajeros que se dirigen a Milán:
– El aeropuerto de Malpensa que está situado a unos 50 km y que es utilizado por casi todos los vuelos procedentes del exterior de Italia. Llegar desde el aeropuerto a Milán puede salirle muy caro si utiliza el servicio de taxis, es probable que no pague menos de 75 euros. Un medio más barato es el tren Malpensa Express que le dejará en la Stazione Nord o bien puede utilizar los autobuses que le dejarán junto a la Stazione Centrale.
– El aeropuerto de Linate se encuentra a menos de 10 km de Milán y lo utilizan en su mayoría para vuelos procedentes del propio país. El viaje en taxi a Milán tiene un precio más aceptable que en el caso anterior y por lo general el medio más utilizado es el autobús, operando varias compañías en el trayecto entre el aeropuerto y Milán.
– El aeropuerto de Orio al Serio que se encuentra junto a la ciudad de Bérgamo. En este caso también es el autobús el medio de transporte más elegido.

Milán |

Lo imprescindible de Roma

30 marzo, 2008

Muy pocas personas suelen viajar a Roma, como turistas, disponiendo de un tiempo superior a una o dos semanas. Por lo menos no suele ser lo normal en un viaje concertado con una agencia de viajes o en cualquier viaje organizado que tenga como destino esta ciudad. De hecho en muchos de los circuitos turísticos a Roma no suele dedicársele más de dos o tres días.
Imprescindible de Roma
Si el viaje ya lo tiene organizado entonces sólo hay que esperar que su guía le lleve por los lugares más interesantes, pero si usted es quien tiene que decidir y dispone de más o menos una semana para ver Roma entonces vamos a recomendable lo que no debería perderse de Roma, lo imprescindible de esta ciudad.
Ante todo no deje de ver los lugares abiertos al exterior y que forman parte del transcurrir diario de la vida de la ciudad, en especial si viaja a Roma en Primavera o comienzos de Verano y puede desayunar o almorzar en alguno de los bares cercanos, visite la Plaza de España, la Plaza Navona, la Fontana de Trevi y la Plaza de Venecia.
Si se encuentra en Roma es probable, o casi seguro, que le interese la Historia así que no debería dejar de ver el Foro Romano y el Coliseo. Son dos citas de las consideradas imprescindibles cuando se viaja a Roma.
Mi recomendación es que a la Ciudad del Vaticano le dedique por lo menos dos días. La Basílica de San Pedro o los Museos Vaticanos sólo requieren de sensibilidad y capacidad para maravillarse ante lo bello, no es necesario ni siquiera que sea creyente para disfrutar de estos sitios.
Si quiere conocer la zona más actual y comercial de Roma, y por lo tanto su presente como ciudad moderna vaya hasta Vía del Condotti o Vía Frattina.
A su elección queda conocer también el ambiente del Trastevere y Campo de’Fiori.

Roma |

Piazza Venezia

20 marzo, 2008

No se confunda, la plaza no está en Venecia ni siquiera aunque le diga que junto a esta plaza se encuentra la Basílica di San Marco que se localiza en la Plaza de San Marco.
La Piazza Venezia no está muy lejos del Foro Romano y si toma la Vía del Plebiscito y la continúa con el Corso Vittorio Emanuele II llegará a otra de las plazas más famosas de Roma, la Piazza Navona.
Plaza de Venecia
Sin embargo no vamos a marcharnos de esta plaza sino que vamos a descubrir todo lo que puede ofrecernos.
El monumento principal es el Vittoriano que guarda en su interior la tumba del soldado desconocido. También alberga el museo central del Risorgimento, es decir, el museo dedicado a la unificación de Italia. No suele ser uno de los más visitados por los turistas que sienten más afinidad por una historia más lejana en el tiempo.
La Basílica di San Marco es una iglesia con un campanario románico y el interior es fundamentalmente barroco.
El Palazzo Venezia fue elegido por Mussolini para lanzar sus discursos al público que se reunía en la Piazza Venezia. Su despacho se encontraba en la Sala del Mappamondo. Actualmente en el interior del palacio se encuentra el Museo Nacional di Palazzo Venezia donde podrá encontrar una gran variedad de obras de arte, desde tapices a cerámicas pasando por armaduras.

Roma |

Páginas

Categorías

Alojamiento en Italia

Qué ver en Italia