Guía de viajes a Italia

Qué ver en Pompeya

28 abril, 2010

Por lo general la visita a Pompeya forma parte de un viaje en el cual también se visita Nápoles y tal vez algunas ciudades más del sur de Italia, aunque es mucho más frecuente que la ruta se inicie en Roma, siga en Nápoles y no vaya mucho más al sur de Pompeya. Aunque usted también tiene la opción de alojarse en la ciudad nueva, en alguno de los hoteles cercanos a Pompeya, a lo que hoy sólo son ruinas.

Recorriendo Pompeya

De cualquier manera Pompeya es un destino que suele interesar pero al que no se le dedica suficiente tiempo. Nadie suele tomarlo como destino principal de su viaje aunque todos sueñen con recorrer la ciudad.
Probablemente esto se deba a que Pompeya, por lo menos la ciudad antigua, es un recinto cerrado y no forma parte de la ciudad nueva, así que el planteamiento en la visita suele ser siempre dedicarle unas horas y luego marcharse a Nápoles o volver a Roma.
Así que vamos a suponer que usted viaja en tren en dirección a Pompeya. Su estación de destino va a ser: Pompei Scavi – Villa dei Misteri.
El nombre de la estación de destino es sin lugar a dudas atractivo, aunque también nos puede hacer pensar en un parque temático. Por fortuna Pompeya está todavía lejos de serlo pues en Italia hay tantas ruinas, y tantos monumentos, y tantas obras de arte, que sería imposible transformar todo el país en esos montajes de cartón piedra con un puesto de palomitas y hamburguesas en cada esquina y un italiano disfrazado de gladiador.

Teatro Grande de Pompeya

Estábamos en la estación de Pompei Scavi y desde allí en unos minutos puede llegar a la entrada del recinto de las ruinas, en lo que tarde en recorrer poco más de 100 metros.
La puerta de entrada es la conocida como Porta Marina. El nombre se debe a que mira al mar y a que originalmente se encontraba a menor distancia de la línea de costa que en la actualidad, debido a la ampliación de terreno con material volcánico.
A continuación le vamos a dar una relación de lo más destacado de Pompeya. Todo aquello que sería aconsejable no dejar de ver.

– El templo de Venus a pocos metros de la entrada. Hay que echarle mucha imaginación para ver en esas ruinas el excelente templo que tuvo que ser en tiempos pasados.

– Siguiendo por Via Marina, en la zona derecha, se encuentra la Basílica y la Casa de Cambio.

– Frente a los anteriores edificios nos encontramos con el templo de Apolo. Desde donde podemos llegar al Foro.

– El Foro era el centro de la vida política, económica y religiosa de Pompeya. Allí se se encuentra el templo de Giove, podrá ver también varias edificaciones pertenecientes al mercado de la ciudad donde se encontraban tiendas. El Edificio di Eumachia estaba dedicado al comercio de textiles.
Junto al Foro también podemos encontrar un negocio moderno y en activo: un restaurante donde podrá comer, muy cerca se encuentra la Terma del Foro. Aquí le mencionamos dónde comer en Pompeya.
En la ciudad hay otro foro aunque más pequeño y además no es un espacio abierto como el foro principal ya que en la actualidad concentra una espesa arboleda, se trata del Foro Triangular, junto al Teatro Grande, en la zona sur de Pompeya. 

– Si hemos llegado hasta la Terma del Foro podemos seguir por la Vía Terme hasta la Vía della Fortuna para llegar al Lupanaro que en años pasados recobró toda su importancia con frescos explícitos con imágenes de los servicios carnales que allí se ofrecían.

– En la Casa del Fauno, a medio camino entre la Terma del Foro y el Lupanar, se encontraba el mosaico más famoso y hermoso de Pompeya, que en la actualidad no podrá verlo allí sino en el Museo Arqueológico Nacional de Nápoles, es decir, que para ver Pompeya necesita también ver Nápoles.
Ese mosaico representa a Alejandro Magno combatiendo contra el rey Dario III en la batalla de Issos.

– Siguiendo unos pocos metros más hacia el norte de la ciudad encontrará la Casa dei Vettii con algunas pinturas interesantes.

– Vamos a atravesar Pompeya recorriendo una larga avenida que primero toma el nombre de Vía del Vesubia y que al final pasa a llamarse Via Stabiana. Es un recorrido de unos 500 metros que nos conduce a la zona sur de Pompeya, muy cerca del Foro Triangular que antes mencionamos. Allí encontramos el Teatro Grande, el Teatro Pequeño, la Casa del Gladiador y el Templo de Iside que estaba dedicado a la diosa egipcia Isis.

– En la zona este de Pompeya destaca el Anfiteatro y la Grande Palestra que era una zona dedicada a la práctica de actividades gimnásticas.
Desde aquí puede salir fuera del recinto para llegar en unos minutos a la nueva Pompeya, una ciudad que poco tiene que ver con las ruinas que acaba de ver.

Pompeya |

Publique su comentario

Usted debe de registrarse para escribir un comentario.

Páginas

Categorías

Alojamiento en Italia

Qué ver en Italia